Con la vivienda todos perdimos el control

Por E. Vázquez

Después de leer lo escrito por José Antonio en nuestro blog, sobre los pepinos de Almería y las viviendas vacías, me siento obligado a escribir:

 Es horroroso que haya tantas viviendas vacías y tanto dinero enterrado en ellas, pero todavía lo es más cuando hay gente sin casa o viviendo en infraviviendas.

 Eso sí que exige una política  urbanística valiente, marco en el que se debe dar solución a la necesidad que todo el mundo tiene de disponer de una vivienda.

 Si se tiran pepinos:

¿Sería una locura plantearse planes tendentes a demoler viviendas muy viejas y en mal estado?

¿Sería viable, a su vez, poder utilizar viviendas, de esas que no encuentran comprador, para realojar a sus posibles ocupantes?

Lo que sí que se puede afirmar, estoy convencido, es que sería un plan muy complejo, pero no cabe decir que pudiera ser algo absolutamente novedoso.

Exigiría hacer muchos números, muchísimos, por lo que a continuación se indica:

 -Posibles litigios en lo relacionado con el ejercicio del derecho de propiedad.

-Transferencias de derechos.

-Reordenación de espacios.

-Planificación de la reutilización de ese suelo que ahora quedaría desocupado.

-Posible expropiación de aquellos inmuebles deteriorados y desocupados, en los que sus titulares no hacen la conservación y el mantenimiento de los mismos.

Los inmuebles muy abandonados son un riesgo para sus ocupantes, si los tienen; y si están deshabitados deterioran el entorno y pueden llegar a convertirse en un riesgo para vecinos y viandantes.

-Seguramente, sería necesario aplicar muchos recursos, pero también se generaría actividad y empleo.

            -La cuantía de los recursos necesarios no determina que haya que entender que su origen deba ser público necesariamente ni a contabilizar como gasto, salvo aquellas actuaciones que así lo pudieran exigir.

Sería necesario, casi con toda seguridad, crear una/s sociedad/es gestora/s para desarrollar estos planes. Dada la distribución de competencias en ordenación del suelo y licencias de obras, habría que pensar muy bien la estructura y vinculación/es administrativa/s de esos entes.

 Y eso sin que se deba olvidar, una vez más, toda la problemática que se generaría alrededor de todo lo que se relacionara con el derecho de propiedad; pero sin olvidar tampoco que este derecho no parece que deba entenderse como ilimitado.

 José Antonio dice “Echo en falta la solidaridad-incluso la compasión-como lubricante de la socialdemocracia”. Me parece que la solidaridad y la compasión son admirables, nos humanizan y sacan lo mejor de cada uno, pero también lo pienso de la justicia y del derecho positivo.

 El  buque insignia de una política socialdemócrata es para mí: respeto a las libertades públicas, ejercicio de los derechos fundamentales y no dejar a nadie tirado en el camino.

 Esos criterios en materia de vivienda los veo llevado a la práctica, siempre que se “gestione” correctamente el suelo y se hagan unas políticas de vivienda que permitan a la gente tener una casa: bien sea en propiedad, bien sea en alquiler, sin olvidar nunca la necesidad de que exista un “alquiler social”, dirigido a las personas con mayores dificultades económicas.

 De la financiación podremos hablar otro día.

Y en cuanto a lo que comenta sobre la dinámica que hubo en el mercado inmobiliario, creo que no debemos olvidar nunca, ni ignorar, que fue un momento, en el que a mi entender, todos perdimos el control, esto tratando de decirlo de una forma educada.

 E. Vázquez

 

Un pensamiento en “Con la vivienda todos perdimos el control

  1. De acuerdo totalmente con ese análisis , el casco antiguo de la ciudad de Almería ( entorno de la catedral ) podría ser el primero en el que poner un programa de rehabilitación con esos criterios en marcha .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>