Todo ha cambiado

Por Enrique Vázquez Moreno

—–
Esta mañana, como tantas veces, he pasado por la Plaza Circular, por la puerta de la bonita casa, rodeada de un frondoso jardín que hay allí.
Unos le llaman Casa Vasca otros Casa de Doña Paquita y he observado ciertos movimientos que me han dado la impresión de que la casa se estaba preparando para su entrega al Ayuntamiento de Almería, al pueblo de Almería. Para así dar cumplimiento a la voluntad de su difunta propietaria de que allí se instale un museo.
Esa casa siempre ha tenido un atractivo especial, es como un símbolo por su originalidad y por su belleza. Y en el futuro lo será, espero porque, cumpliendo lo dispuesto en su testamento por su dueña, se cree dicho museo.
Nadie que viniera a Almería, y pasara por delante, dejaba de reparar en ella y de sentir curiosidad sobre qué significaba allí, en la Plaza Circular, esa original y bella casa. Una casa muy distinta a todas las de su entorno pero que le daba a la zona un atractivo especial.

La Casa de doña Paquita o Casa Vasca de la Plaza Circular de Almería.

La Casa de doña Paquita o Casa Vasca de la Plaza Circular de Almería

La Casa tiene como edificios vecinos, formando casi un rectángulo, a la Subdelegación del Gobierno de España (antes sede Gobierno Civil) y a unas Dependencias de Hacienda, Economía y Administraciones Públicas (antes sede del Banco de España en Almería). Como se puede entender sus colindantes también tuvieron y tienen, aunque bastante menos, su interés.
Se comentaba, como entonces se comentaban esas cosas, que en la “Casa” se había alojado el General Franco, anterior Jefe del Estado, así como que por allí habían pasado o, en algunos casos, también se habían alojado el Rey, entonces Príncipe, Ministros, Altos Cargos del Estado, personalidades de diferentes y variados ámbitos, españoles o extranjeros.
Este paso de gente famosa e importante, la propia vivienda, la personalidad de sus propietarios, su entorno, sus relaciones, su cultura, su mundo etc. daban a la “Casa” ese misterio, ese atractivo y ese simbolismo que para muchos tuvo, tal vez habría que decir que para todos pues esa casa no dejaba a nadie indiferente.
Ya casi nada es como había sido, casi todo y casi todos hemos cambiado.
La Subdelegación del Gobierno es la representación en la Provincia del Gobierno Constitucional de la Nación, ya no hay Gobiernos Civiles, a éstos unos no los habrán conocido, otros los habrán olvidado y algunos, igual, no quieren recordarlos.
El Banco de España ya no está, se marchó a Europa como dijo alguno. En su inmueble funcionan oficinas administrativas.
Doña Paquita gozaba del merecido prestigio, respeto y consideración. Ha muerto entre el general reconocimiento, lo ha recibido de la Junta de Andalucía, del Ayuntamiento de Almería, de otras Administraciones y de otras muchas Instituciones.
Su legado al pueblo de Almería ha sido la que durante tantos años fue su vivienda, su casa, su bonita casa de la Plaza Circular.
Muchísimos almerienses no hemos conocido ni a la propietaria ni a la casa por dentro, de ésta sólo lo que se puede ver desde fuera pero, sin embargo, la casa aparece en nuestras vidas ¡hemos pasado tantas veces por delante de ella¡ ¡hemos admirado tanto su originalidad¡
Yo, en concreto, la percibía como un sitio donde siempre había actividad, una actividad suave quizás dulce pero actividad. Nunca tuve la impresión de que en algún momento la Casa estuviese cerrada o de que no hubiese nadie en ella. Igual fue así en alguna ocasión pero yo, desde luego, nunca tuve esa sensación.
Siempre tuve la sensación de que había luz, había gente y había vida. Sólo hoy me ha parecido verla distinta pero es que todo es diferente, ya no hay Banco de España, ya no hay Gobierno Civil, ya no hay Vivienda de Doña Paquita.
Ahora la Casa pasa a ser patrimonio de la ciudad. Entrará a formar parte de la historia y la leyenda locales. Se hablará y se escribirá sobre ella, se le verá como símbolo de una época y de un mundo muy distinto, esperemos que las próximas generaciones no tengan que hacerlo como hoy lo hacemos del Hospital Provincial, la Estación de Ferrocarril, el Cable Inglés etc. etc.

(Enrique Vázquez Moreno)

 

2 pensamientos en “Todo ha cambiado

  1. Hola Enrique: ¡Vaya comienzo de nuestro blog de transterrados! A mi me dió una ataque de nostalgia el Caldo Pimentón y a ti te lo ha dado la Casa de Doña Paquita. Ambos nacimos en un buen año y se nos nota. Te confirmo un dato: que el dictador Franco durmiera en el dormitorio principal de la Casa Vasca no es solo un rumor sino un dato que me confirmó personalmente la propia Doña Paquita. Me señaló la cama y bajando un poco la voz, no sin cierta picardía, me dijo: “Ahí durmió Franco”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>