Mi sueño roto en el Cerro de San Cristóbal

Por José A. Martínez Soler

Acabo de ver en Facebook unas fotos de mi cerro favorito, lleno de basura, y me han dado mucha pena.

La muralla de Jayrán y el Cerro de San Cristobal (antes Cerro de los Yemeníes), donde se cree que vivieron Maimónides y Averroes, los dos sabios más grandes del mundo en el siglo XII, serían una maravilla si no estuvieran tan abandonados como un estercolero.

Es el mirador más espectacular de Almería. Un paisaje de diez siglos que estremece. Cuando era niño y adolescente, desde la ventana de mi cuarto, en el número 80 de la calle Juan del Olmo, yo veía la silueta de la murralla almenada de Jayrán por donde se ponía la media luna. Con mi pandilla de El Quemadero jugábamos -¡qué peligro!- por los torreones del cerro y explorábamos hasta el Hoyo de la Alcazaba.

Muralla de Jayrán (s. XI) y basura en el Cerro San Cristóbal (s. XXI)

Muralla de Jayrán (s. XI) y basura en el Cerro San Cristóbal (s. XXI)

Durante muchos años, yo soñaba con jubilarme y vivir allí. Casi lo conseguí. En la calle Loma de San Cristobal (la más alta de la ciudad) compré unas casillas en ruinas para construir mi casa.

La tapia blanca rodea la parcela donde quise construir mi casa.

La tapia blanca rodea la parcela donde quise construir mi casa. Hoy la tengo a la venta.

Quería poder pasar el resto de mi vida sobre los tejados de mi ciudad favorita, con vistas a la bahía, al Cabo de Gata y a la Sierra Alhamilla. Y escribir desde mi torrerón. Ya no. Ahora es un sueño roto.

Una enorme tragedia familiar y el abandono total del Cerro de San Cristóbal (la futura Mojácar de la ciudad de Almería, llena de artistas), en ese orden, me hicieron desistir de uno de los proyectos más bonitos de mi vida. ¡Qué lástima!

Hace unos años, el Colegio de Medicos de Almería (que presidía Chico (F. Mtz. Amo), mi compañero de pupitre en La Salle) me pidió un comentario sobre el paso de Maimónides y Averroes por Almería. Lo publicaron en un libro conmemorativo de algo que no recuerdo. Lo copio y pego a continuación:

Los dos médicos mas célebres de la Edad Media vivieron cerca de la Almedina

Maimónides acogió a Averroes en su casa de Almería

José A. Martínez Soler

Periodista

Hace años que nuestro paisano Andrés Martínez Lorca, experto averroísta, me habló de un encuentro “más que probable aunque no documentado” de los dos médicos-filósofos más grandes del siglo XII en Almería.  Como aficionado a la Edad Media y al cruce de las tres culturas, y también –¡como no!- como almeriense, me picó la curiosidad.

Fui rastreando libros nuevos y viejos hasta que di con el del polaco Abraham Josua Heschel titulado “Maimónides” (editado por Muchnik Editories, S.A., 1995, Barcelona). En la página 31, la leyenda se convirtió un poco más en historia pues dice lo siguiente:

“Maimónides tuvo una vez la oportunidad de una gran amistad espiritual: en Almería conoció a Averroes, y le ofreció refugio cuando el filósofo árabe hubo de exiliarse por su exégesis demasiado liberal del Corán”.

A partir de entonces –y gracias al “doctor Google”- encontré nuevas referencias a la relación de los dos eminentes médicos con Almería. No sabemos con certeza cuando vivió Averroes (Ibn Rushd) en la casa almeriense de Maimónides (Moses Ben Maimón).   Debió ser entre 1148 y 1157, durante los nueve años que (según Heschel) el sabio judío pasó con nuestros antepasados.

Sabemos que Maimónides (1135-1204) abandonó su casa natal y huyó con su familia cuando los fanáticos almohades tomaron Córdoba y quemaron las sinagogas en 1148, un año después de la destrucción de Almería (”hasta los cimientos”) por los cristianos bajo el mando de Alfonso VII.La familia Maimón –escribe Heschelhuyó a Almería. Pero los almohades conquistaron Almería en 1157. La familia Maimón huyó entonces a Fez”. 

Los almohades de Córdoba persiguieron también a Averroes (1126-1198), el mayor filósofo y médico árabe de la Edad Media, traductor de Aristóteles y precursor del Renacimiento, y mandaron quemar sus manuscritos. Para huir hacia el Magreb, Almería, el puerto de Al Andalus, era paso obligado.  La fama enorme de Averroes tuvo que atraer la atención de su paisano Maimónides y no es extraño que le diera refugio en su casa.

Algunas fuentes sitúan la casa del médico judío en la Almedina, cerca de la mezquita (hoy Iglesia de San Juan) y otras consideran que una familia de tan alta alcurnia hebrea debía vivir extramuros, en la judería del Cerro de los Yemeníes (hoy Loma de San Cristóbal). Incluso hay quien apunta (no tengo las fuentes a mano) que el médico, filósofo y teólogo judío más grande de la Edad Media casó con una moza almeriense a quien llevó hasta Egipto donde fue médico de cabecera del gran sultán Saladino.  También Averroes fue encumbrado más tarde como médico de cabecera del Califa de Marrakesh.

¡Que gran ocasión histórica! Los dos médicos más sabios del mundo árabe y del mundo judío solamente estuvieron juntos, y dialogaron reunidos bajo el mismo techo,  en la ciudad de Almería. Creo que los médicos almerienses tienen una deuda con la historia: una placa, una calle o, mejor aún, una estatua de ambos célebres colegas en nuestra playa mirando al Mediterráno, apuntando uno hacia Marrakesh y el otro hacia Jerusalem. (Fin)

El 9 de diciembre de 1998, coincidiendo con el 800 aniversario de la muerte de Averrores y siendo yo profesor de Economía Aplicada en la Universidad de Almería, publiqué este artículo en La Voz de Almería:

Pag. 13 de La Voz de Almería (9-XII-1998)

Pag. 13 de La Voz de Almería (9-XII-1998)

 

 

La Feria son los amigos, no los cacharros

Minientrada

 

Hoy salgo en La Voz. ¡Casi na! Es lo que tiene ser de la profesión y que los colegas tengan mi telefono a mano para rellenar espacios libres con urgencia. Saben, además, que, tratándose de cosas de Almería (con ataque de nostalgia, incluido) no puedo negarme a responder. Ahí va, pues, para la familia y los amigos que siguen este blog, la entrevista que ha publicado hoy La Voz de Almería para el arranque de la Feria.La foto de archivo (con Ana Westley y nuestros hijos menores Andy y David y con dos hijos de mis compadres, Curro y Nono Quevedo) es de 1992 cuando aún tenía algo de pelo. Francisco (Curro) Quevedo es hoy profesor de Historia y Antonio (Nono) Quevedo, profesor de Conservatorio, es un gran violonchelista. Recuerdo que, cuando publicaron esta foto en el 92, nos adjudicaron los cuatro niños como hijos. ¡Qué más quisiera!

José Antonio Martínez Soler: “Regreso cada feria para ver a amigos que vienen a lo mismo”

El periodista comparte con LA VOZ sus recuerdos de Feria

La Feria son los amigos, no los cacharros

Por Javier Adolfo Iglesias (25 de agosto de 2014)

José Antonio Martínez Soler es un maestro en periodismo, en “almeriensismo” y en feria. Pese a su larga y fructífera carrera profesional fuera de Almería nunca ha faltado a esta cita. Por eso inaugura esta sección de almerienses “de la diáspora” en feria que durante todos los días nos acompañará.

¿Cuál es su primera sensación de la feria que recuerde hoy?

Mis primeros recuerdos se remontan a los días previos. Los niños de barrio teníamos que ahorrar para que la hucha (entonces le decíamos alcancía) nos diera para subir a los cacharros. Romper la hucha y contar las perras y perrillas era emocionante y… decepcionante. No nos daba para mucho.

Recuerdo los gigantes y cabezudos que pasaban por la calle Restoy y el Paseo Versalles, cerca de mi casa. Y la regadera municipal que nos refrescaba las calles de tierra y barro. Nos vestíamos de limpio y bajábamos en tropel al Real de la Feria, junto al Puerto. Una foto vieja me ha grabado la imagen de conducir una moto, como la Guzzi roja de mi padre, con mi primer trajecillo de pantalón corto.

¿Cambia su actitud hacia ella con el paso del tiempo?
Con el paso del tiempo, los objetivos y las expectativas de la Feria van cambiando. Primero fueron los cacharos infantiles, con su chute de adrenalina y miedo; luego, la pandilla mixta, que abandonábamos para ir con nuestra chica a los bancos más oscuros del Parque, con la música ferial de fondo.  Las primeras casetas de cante y baile flamenco (como El Ventorrillo), el exceso de alcohol y el chocolate con churros, casi al amanecer, eran para los años de bachiller.

Al emigrar, en busca de estudios, amores o fortuna, la Feria se alzaba en nuestros recuerdos como algo mítico, imprescindible. Era, entonces, la Feria del reencuentro con los amigos y amigas. Abrazos, copas y tertulias interminables. Inolvidable. Hasta que llegan los hijos y quieren repetir tu aventura con los cacharros (¡qué ruina!). He pasado muchas ferias (agotadoras y emocionantes) con mis tres hijos a cuestas. Y, para ellos, felizmente, la historia se repite.

Ahora regreso a la capital, en cada Feria, solo para ver a los amigos que vienen a lo mismo. Y -¿por qué no decirlo?-  para sufrir también las ausencias. Son ataques de nostalgia. Pero el ruido excesivo empieza a molestarme y trasnocho menos que antes. ¡Vamos que me duermo en plena Feria!. Prefiero madrugar, pasear y tomar aperitivos en la Feria del Mediodía, gran invento para los jubilados.

¿Ha disparado alguna vez a los botellines?
He disparado a todo lo que se movía en las casetas. Siempre con la sospecha de que aquellos feriantes te hacían trampa. Se decía que las escopetas tenían la mirilla desviada para que no acertaras con la diana.

 ¿Participó  en alguna prueba o competición deportiva?
Aunque fui un pésimo deportista (ahora he mejorado con el tenis y la pesca), participé varios años en los campeonatos de atletismo de Feria que se hacían en el Estadio de la Falange. No recuerdo haber ganado medallas, solo diplomas de papel. Nadie me quería en baloncesto. Y en fútbol, solo como defensa, porque era alto y fuerte para mi edad.

Si tuviera que subir en algún cacharrico a alguien, ¿a quién sería, en cuál y por qué?
A mi me gustaba el látigo. Daba miedo y se te agarrotaba el estómago. Hasta que un día, con unos amigos (y amigas) me meé de la risa. No se si fue por las vueltas o por el exceso de risa o de cerveza… ¡Qué vergüenza!. Entonces le tomé manía al látigo.  Ahora solo subiría con mi chica en los autos de choque, pero en coches distintos para poder chocar con ella con gusto. Claro que ella conduce mucho mejor que yo. Y no solo el coche.

¿Qué le sugiere  el incesante baile de Los dos maños?
Si se refiere a lo que estoy pensando, ese vino dulce fue el primero que probé en mi vida. Lo tragué con disimulo, como un hombre, ayudado por la galleta que acompañaba siempre a la copita.  Ese vinito dulce era un rito de iniciación a la adolescencia, esa terrible enfermedad que solo se cuera con el tiempo.

¿Tienen sentido la ferias  cuando hay fiestas constantes los fines de semana?
Claro que sí. Las fiestas de fin de semana son para los almerienses que viven aquí todo el año. La Feria de agosto es la fiesta del reencuentro de los residentes con los que emigraron y con los forasteros enamorados de Almería (y del Cabo de Gata) que nos visitan cada año por estas fechas. Es un enorme mercadillo de afectos con fecha fija. Hay que conservar la Feria pero sin estridencias.

fin

Este es el enlace a la página completa de La Voz de Almería con fotos de los tiempos de Maria Castaña:

entrevista jams- ALM-41-250814

 

Dejo el Cabo de Gata en buenas manos

¡Olé! Una última alegría, al menos, al final de mi mandato como presidente de la Junta Rectora del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar. Son tantas las amenazas que sufre esta joya de la Naturaleza que los refuerzos son muy bienvenidos. Y este es uno de ellos.

Emilio Roldán, nuevo director conservador del Parque.

Emilio Roldán, nuevo director conservador del Parque.

Emilio Roldán, mi candidato favorito, acaba de ser nombado nuevo director-conservador del Parque.

Sucede en el cargo a otro gran director, José Manuel Quero, con quien aprobamos este año el Plan de Movilidad Sostenible, una especie de Carta Magna para la salvación de la mejor joya de la Naturaleza almeriense, tan amenazada por tantos flancos.

A Emilio Roldán (apoyado por quien me suceda en septiembre para presidir la Junta Rectora) le toca nada menos que desarrollar y aplicar este ambicioso plan. Le deseo mucha suerte y ánimo. Va a necesitar de ambos.

Han sido cuatro años apasionantes al servicio desinteresado del Parque, una forma de repagar minimamente todo lo que Almería me ha dado desde que ví la luz primera, entre el Quemadero y la Plaza Toros.

En el verano del 2010 tomé posesión del cargo. Inmediatamente presenté a la Junta Rectora, en presencia del Consejero de Medio Ambiente, un programa de actuación muy ambicioso para entregar el Parque a las generaciones venideras mejor de cómo lo recibimos. Los tres pilares de ese programa (1. Belleza, 2. Cultura y 3. Participación) aún se tambalean y necesitan refuerzos como el de Emilio Roldán.

Con motivo del 25 aniversario de la creación oficial del Parque Natural hice un resumen de aquellos objetivos que copio y pego a continuación:

Hace 25 años, el Cabo de Gata se salvó de la voracidad del ladrilo al ser declarado Parque Natural. Los enamorados de este rincón mediterráneo estamos de celebración y de enhorabuena.

Cuando se protegió el Cabo de Gata, hace 25 años, yo aún tenía pelo.

(Cuando se protegió el Cabo de Gata, hace 25 años, yo aún tenía pelo.)

Con motivo del 25 Aniversario de su protección oficial, bajo la coordinación del director-conservador del Parque, José Manuel Quero, hemos publicado un libro de “Reflexiones” sobre el Cabo de Gata. Mi contribución a este libro, recién publicado, ha sido este artículo que, para el archivo de este blog y para los amigos del Parque, copio y pego a continuación:

Belleza y cultura: paisajes del alma

El pálpito del planeta a cielo abierto

José A. Martínez Soler

Presidente de la Junta Rectora del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar

Todos soñamos con encontrar algún día la Arcadia feliz, aquel paraíso natural del que Adán y Eva fueron expulsados. Si aquel Edén bíblico hubiera existido contaría, sin duda, con calas vírgenes, acantilados volcánicos, palmitos, flamencos y luz –¡Ay!, la luz- como los del Cabo de Gata.

Crecí mirando hacia el Cabo, desde los torreones del Cerro San Cristóbal, tan cerca del Quemadero.  De niño, disfruté de  sus playas y buceé entre sus posidonias. De adolescente, coleccioné sus piedras, plantas y bichos y, de la mano del Hermano Rufino, aprendí que “no se ama lo que no se conoce”. Fue allí y entonces donde conocí y aprendí a amar la Naturaleza.

Con David White (Financial Times) en el Punto Limpio del Playazo de Rodalquilar

(Con David White (Financial Times) en el Punto Limpio del Playazo de Rodalquilar)

El Cabo de Gata me dejó una huella indeleble en forma de paisajes del alma, cargados de belleza y de cultura: aromas, colores, luces, veredas, rocas, sonidos, palmeras, molinos, chumberas, barrancos, pecios, domos, minas, olas de lava, aljibes, dunas, oasis, senderos, peces, norias, aves, flores, versos …

Aún hoy, cuando estoy muy lejos de Almería y cargado de estrés, cierro los ojos y me imagino –como hace más de 25 años- leyendo las Sonatas de Valle Inclán, en un atardecer rojo espectacular de la Isleta del Moro, o releyendo el Cántico Espiritual de san Juan de la Cruz, en un amanecer rosáceo y tímido de la bahía de Las Negras.

Hay experiencias casi místicas que no puedo ni quiero olvidar. Si, como dice Rilke, “la infancia es la patria del hombre” yo me declaro solemnemente almeriense y “cabogatero” o “cabogatense” (la verdad es que no se como se dice, pero ya me entienden).

Hace apenas dos años que tengo el privilegio de presidir el mejor “parlamento de la Naturaleza” que pueda imaginar un almeriense: la Junta Rectora del Parque Natural Marítimo Terrestre Cabo de Gata-Níjar, que ahora cumple un cuarto de siglo.  ¿Quién me manda a mi, estando tan cerca de la jubilación, meterme en este lío?

Ahora que el director-conservador nos invita a reflexionar aquí sobre las Bodas de Plata del Parque, debo reconocer que la primera razón por la que acepté esta carga del Gobierno de Andalucía fue por amor. Le dije al Consejero de Medio Ambiente: “Desde niño, soy un enamorado del Cabo de Gata y, si me pides que me case con este Parque Natural, voy corriendo a la capilla”.

La  segunda razón fue por gratitud. Desde que emigré de Almería, en busca de conocimientos, amores y fortuna, me siento en deuda con mi tierra. Este nombramiento me daba la oportunidad devolver a los almerienses una parte, por pequeña que sea, de esa deuda.  Por eso, lo hago con gusto, incluso con emoción.  ¿Y qué es lo hemos hecho en este cuarto de siglo? Por mi parte, seguir el rumbo de mis predecesores, en especial del anterior presidente, Andrés Sánchez Picón.

Desde el primer día, mi programa tiene tres pilares: Belleza, Cultura y Participación. Estoy convencido de que la mejora de la realidad y de la imagen pública del Parque Natural es uno de sus más eficaces escudos protectores. Y a eso nos hemos dedicado principalmente hasta ahora.

La niñera del Parque

Arrecife de Las Sirenas en Cabo de Gata

(Arrecife de Las Sirenas en Cabo de Gata)

La Junta Rectora que presido tiene carácter asesor y no gestiona el Parque. Sin embargo, con sus casi 40 miembros, enraizados y comprometidos con la sociedad almeriense, procura mimar al Parque Natural como si fuera su niñera y, entre otras cosas, pretende:

-evitarle nuevos coscorrones como el de El Algarrobico

-promover la restauración de sus iconos históricos (la Torre de los Alumbres, el Castillo de San Pedro, el Cortijo del Fraile, etc.)

-mantener limpios sus paisajes idílicos que excitan la imaginación y la creación (Genoveses, Mónsul, Rodalquilar, Las Amoladeras, la Playa de los Muertos, etc.)

-y preservar y realzar la belleza y rareza de su flora superviviente (más de 1.600 especies, algunas únicas en Europa como los dragoncillos, clavelinas o zamarillas del Cabo)  y de su fauna (con 170 especies de aves catalogadas y miles de otras especies marinas y terrestres).

En definitiva, la Junta Rectora tiene el deber (in vigilando) de garantizar y mejorar la conservación, el desarrollo armónico y la sostenibilidad de este singular e irrepetible Geoparque y Reserva de la Biosfera (el único parque semidesértico de Europa). Debemos cuidar y mejorar la herencia recibida para entregarla a las generaciones venideras mejor de lo que estaba cuando llegamos. Ni más ni menos.

ue

(Belleza y Cultura en el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar)

Para que el Parque sobreviva debemos ayudar a que sobrevivan todos los seres vivos que lo habitan, incluidos, naturalmente, los seres humanos. Eso nos obliga a defender que quienes vivan en el Parque (ya son más de 5.000, el doble que hace 25 años) puedan vivir también del Parque. Claro que con el debido respeto a esta joya de la Naturaleza. De lo contrario, por avaricia o por apatía, estaremos matando la gallina de los huevos de oro.

Pocas veces hemos valorado los almerienses el valor científico y didáctico del Cabo de Gata. Ahora deberíamos cerrar, en este 25 Aniversario, un acuerdo con la Delegación de Educación para que se estudie el Parque Natural en las escuelas de la provincia con presentaciones sobre su Geología, Zoología, Botánica y , en general, sobre su Belleza y su Cultura en lo que podíamos denominar Día del Parque Natural.

Participación ciudadana

La participación ciudadana es fundamental para salvar esta joya de la Naturaleza, única en Europa. Por eso, busco especialmente la complicidad y la ayuda de los maestros y de los niños y jóvenes, pues a muchos adultos los considero bastante  perdidos para la causa de la Belleza y la Cultura.

Voluntarios de ASOVAL recogen la basura que dejan en el Parque ciudadanos guarros e insolidarios

(Voluntarios de ASOVAL recogen la basura que dejan en el Parque ciudadanos guarros e insolidarios)

Recuerdo la expresión de admiración de dos sabios geólogos del Parque de Yellowstone (EE.UU.) que llevé a pasear por nuestro Cabo de Gata.

– “¿No os dais cuenta de los que tenéis? Esto es un auténtico museo del planeta a cielo abierto”, me dijeron.

Desde luego, avanzamos en la conservación y mejora del Cabo de Gata pero falta mucho por hacer, vamos muy despacio y no hay recursos suficientes. Y no es el mejor momento para pedir dinero a la Junta de Andalucía, gestora del Parque. Sabemos que la crisis económica hace que aumenten los gastos, disminuyan los ingresos y crezca el déficit de los gobiernos central, autonómico y local. Pero no me conformo.

Este paraíso semidesértico tan singular, mezcla Arte y Naturaleza,  ya está bien situado en el mapa geofísico de Europa y entre las reservas de la Biosfera de la Unesco, gracias a quienes nos precedieron en la Junta Rectora, en el Gobierno andaluz y en los ayuntamientos de Níjar y Carboneras.

Ahora debemos dar un paso más para mejorar su prestigio y, por tanto, su protección. Debemos colocarlo también en el mapa cultural, artístico, literario, cinematográfico, histórico, científico y medio ambiental de Europa.  Si los gobiernos no tienen recursos, deberíamos recurrir a los ciudadanos más comprometidos con el futuro de Almería y abrir incluso una suscripción voluntaria para recaudar fondos para el Parque Natural.

En otros países hay Patronatos compuestos por benefactores de sus parques naturales, de sus bibliotecas, etc. Son bienhechores sociales que reciben exenciones fiscales por sus contribuciones a obras de interés general.  Estoy haciendo gestiones, hasta ahora infructuosas porque nuestra anacrónica legislación fiscal no lo contempla por el momento. Todo se andará.

Belleza y limpieza

La belleza es, como digo siempre que puedo, otro de los pilares fundamentales para salvar el Parque Natural: Y sin limpieza no hay belleza posible. Por eso, la primera acción urgente de esta Junta Rectora fue formar un Grupo de Trabajo de Limpieza, proyectar y aprobar una operación “Basura Cero” (“Tú la traes, tú te la llevas”) para que podamos presumir con orgullo de las playas vírgenes del Parque.

Inspección en el Castillo de Cala San Pedro con José Requena y Rodolfo Caparrós (concejales del PP y del PSOE de Níjar)

(Inspección en el Castillo de Cala San Pedro con José Requena y Rodolfo Caparrós, concejales del PP y del PSOE de Níjar)

A partir de estas acciones, las playas y calas vírgenes se ensucian cada vez menos, con una afluencia más ordenada del público, debido a la mayor educación medioambiental de los visitantes y al trabajo esmerado de los ayuntamientos de Níjar, Carboneras y Almería y de la Junta de Andalucía que es la madre y gestora del Parque.

Cultura, asignatura pendiente

Y la cultura es aún la asignatura pendiente del Parque. Tenemos que recuperar para el dominio público el Cortijo del Fraile, lugar de peregrinación de los amates de Federico García Lorca (por sus “Bodas de Sangre”) y de la nuestra Colombine (por su “Puñal de Claveles”), y rehabilitar los edificios y monumentos históricos, casi en ruinas, que hay en el Parque.

El Cabo de Gata no es un Parque de bosques espesos y ríos caudalosos o de verdes prados idílicos con vacas lecheras. Es tan distinto que es único en Europa. Por su rareza y fuertes contrastes, entiendo que no apasione a todo el mundo. Lo se. Los enamorados del Cabo de Gata tienen un gusto finísimo por su naturaleza extrema, adoran su paisaje duro y deslumbrante, su singularidad árida, sus acantilados abismales y -¡cómo no!- poseen también una sensibilidad artística especial. Eso fue lo que dio vida, por ejemplo, a los versos de Aldous Huxley, de Valente, de Ángel González, de Egea, etc.

El 25 Aniversario del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar , que estamos celebrando este año, es una buena ocasión para reactivar todos nuestros proyectos e imaginar nuevos horizontes. Debemos poner poner las luces largas para mirar al largo plazo y soñar con el Parque Natural que nos gustaría dejar a las generaciones venideras. Como decíamos con aquellos locos del 68: “Seamos realistas, pidamos lo imposible”

Encarte-entrevista de José A. Martínez Soler

¿Cuál es su primer recuerdo del parque Natural?

– Mi primer recuerdo de niño fue un recorrido impresionante, de la mano de mi padre, por las minas abandonadas de Rodalquilar. Iba buscando piedras con brillos de oro… como si estuviera en la Isla del Tesoro.

-¿Su rincón favorito?

– El playazo de Rodalquilar. Acampé con mi chica en el patio de armas del viejo castillo-cuartel (cuando estaba casi en ruinas) en el verano de 1975. ¡Qué amaneceres y qué firmamento!

-¿Qué experiencia personal destacaría?

Mis excursiones con el Hermano Rufino, mi profesor de Ciencias Naturales en La Salle, por los senderos del Cabo de Gata, buscando y coleccionando hierbas y piedras raras.

– ¿Qué echa en falta?

– Más información (in situ) sobre las rutas y el contenido geológico, botánico, zoológico, etc., del Parque Natural. Y mayor celo y respeto por la limpieza por parte de sus visitantes.

–       ¿Qué cambiaría?

Las leyes fiscales de España para que permitieran exenciones por donativos para mejorar el Parque Natural. También, la estructura y composición de su Junta Rectora para hacerla más operativa y eficaz con mayor representación de la sociedad almeriense.

–       ¿Como caracterizaría, en su opinión, la influencia que ha tenido la figura del Parque Natural para el territorio, y para la Provincia de Almería?  (por ejemplo en imagen, proyección al exterior, desarrollo económico y turístico, etc.).

– El Parque Natural ha sido un regalo, casi de milagro, para la imagen turística exterior y la identidad de Almería y de Andalucía. Gran parte de los carteles de promoción mundial de Andalucía muestran imágenes del Cabo de Gata. Almería está de moda, es querida y admirada, entre otras razones, por el Cabo de Gata. No estropeemos esta joya de la Naturaleza, única en Europa.

FIN

El diario La Voz de Almería publicó este artículo el pasado domingo, 3 de marzo de 2013:

Cabo de Gata 1 en La Voz 3 03 13

Cabo de Gata 2 en La Voz 3 03 13

(Perdón por este autobombo en favor de mi tierra)

——-

Por el bien del Parque Natural y para beneficio de todos los almerienes y de los enamorados del Cabo de Gata, te deseo, querido Emilio, mucha suerte y ánimo. ¡No te rindas!

 

 

Asesinato inolvidable de Javier Verdejo

Javier VerdejoUnos guardias civiles le asesinaron, hace 38 años, en el Zapillo. Javier Verdejo, estudiante de 19 años, estaba pintando un grito en la pared: PAN, TRABAJO Y LIBER… No pudo acabar su pintada. Cayó abatido a tiros. Favier Verdejo foto

Nombrado por Fraga, el entonces gobernador civil y jefe provincial del Movimiento, Roberto García Calvo, tapó el asunto y fue ascendido hasta formar parte del Tribunal Constitucional.

Estaba en Cabo de Gata cuando le dieron la noticia del asesinato de Javier. Oficialmente quedó archivado como “accidente”. Y el gobernador se tomó otra copa.

Estábamos, desde luego, mucho peor que ahora. Pero no debe olvidarse jamás este asesinato impune si no queremos que se repita. El poeta-profesor Angel Berenguer le dedicó este poema:

18-08-2004

Como es morirse solo

hermano

Solo y acorralado

como es morirse hermano

y la boca en la arena solo

sólo

mascando las escamas de los

peces

los ojos sorprendidos

asustados y solos

te mataron

estrella de mar

acorralado

hermano

tu sangre sola

tu sangre acorralada

tu sangre múltiple

tu sangre levantada

violeta gualda y roja

tu sangre derramada

entre tus manos una T desvestida

un PAN asesinado

y una Y para quedar sorprendida

en la tralla del odio

como es morirse hermano

solo y acorralado

como es estar a punto de vivir

y quedarse asustado y

sorprendido

asesinado

a pedazos de odio

a hocicazos de cerdo

a mierda de gallina

cómo es morirse solo

con la sangre en la boca

desbocada

dando gritos

cuajada de claveles

hermano

cómo es morirse solo

…..y continúa

(Un Poema de Angel Berenguer)

Lamento no estar en mi tierra para asistir esta tarde, a las 20:00 h., al homenaje en recuerdo del asesinato impune de Javier Verdejo.

P:S: He visto en Facebook comentarios a esta nota del blog que pueden inducir a error y perfiero dejar aquí la correción. Jose A. García dice no recordar si me secuestraron los del FRAP o los del GRAPO. Esta ha sido mi respuesta en Facebook que copio y pego:

“Hola José A. García: Gracias por tus piropos. Dicen que “el halago debilita”, pero a mi me dan alas…Fuera de bromas, han pasado 38 años (tantos como los del asesinato de Javier Verdejo) y es normal que no recuerdes si me secuestraron los del FRAP o los del GRAPO. En su día, TVE dijo que habían sido los de ETA. Al cumplirse los 30 años de mi secuestro, lo conté por primera vez por escrito y luego lo pegué en mi blog personal: aquí está la historia de aquel secuestro, realizado por el mismo cuerpo que mató a Javier Verdejo. Pero, en mi caso, no eran números incultos sino oficiales y miembros de la inteligencia de la Guardia Civil.

http://martinezsoler.com/…/hoy-hace-38-anos-pense-que…/

martinezsoler.com

Hoy, hace 38 años, pensé que me moría…02/03/2014UncategorizedAdolfo Suárez, Alic…Ver más

El Hospital está viejo y enfermo

Por E. Vázquez

Mientras unos y otros discuten su futuro, el Hospital Provincial de Almería, su viejo edificio, día a día se deteriora.

Si él tuviera la facultad de pensar, desearía no morir durante la espera, los que sí tenemos esa facultad deberíamos tratar de evitarlo.

Cuando era niño: recuerdo oír mucho la palabra reposo, eso del reposo era  algo como muy normal. Al parecer, bueno y necesario para todo; hacer deporte no era algo muy generalizado.

Yo siempre relacionaba reposo con hospital.

He pasado una parte importante de mi vida cerca del Hospital; es mi barrio, mi casa.

Muy pronto, pasando por la calle del Hospital, supe lo que era el dolor, la enfermedad y la muerte; también que allí curaban y salvaban la vida a mucha gente.

En sus alrededores había entonces mucha actividad. En las noches de verano, recuerdo ver siempre gente en su puerta.

Tengo la impresión de que las cosas ahora son distintas: se recomienda hacer ejercicio y andar. Hacer ejercicio es lo que se considera bueno y necesario.

Ahora vemos a gente joven, y menos joven, corriendo por calles, parques y paseos. Calientan el asfalto.

Si se tienen años y mala salud, caminar será una actividad diaria y obligatoria.

No se considera recomendable caminar de cualquier forma, se aconseja utilizar ropa y calzado adecuado. Yo considero también conveniente: hacerlo en solitario, observar  el entorno y reflexionar.

Siempre me gustó andar; ahora, por obligación, dedico una parte de mi tiempo a pasear, y lo hago solo, salvo en alguna ocasión; observar y reflexionar sí que no dejo de hacerlo nunca.

En esos paseos compruebo como la vida va cambiando y como el mundo de mis primeros años, prácticamente, ha desaparecido.

Se tenía una relación más intensa con parientes, compañeros  y vecinos; la vida era menos solitaria, más de barrio.

Difícilmente, entonces podría haber ocurrido: que alguien falleciera en la vivienda de enfrente y sus vecinos tardarán un año en darse cuenta.

Ahora un viejo edificio puede morir e igual no nos enteramos.

En las ciudades, durante las noches de verano, ya no es  habitual ver grupos de vecinos, sentados en las puertas de sus casas, tomando el “fresquito” hasta la media noche.

En aquella época sí; calles y plazas (muchas sin asfaltar) se convertían en lugares de reunión nocturna. Todos éramos más pobres y casi no había: segundas residencias, veraneos o viajes; también la libertad era escasa.

Todo, casi todo, ha cambiado. El viejo HOSPITAL PROVINCIAL de Almería sí sigue donde siempre, pero ya no es un hospital, ahora es solo un edificio cerrado, sin uso y no muy bien conservado.

Desde el asfalto de las calles, que rodean el Hospital, se puede contemplar como un edificio de siglos exhibe su mala salud. El Hospital está viejo y enfermo.

Parece haber una posición, bastante favorable y muy generalizada, a favor de la conservación y rehabilitación del CASCO HISTORICO; eso me hace: confiar en que se encontrará una solución para ese edificio.

Son conocidas las dificultades económicas, pero eso no debe ser obstáculo para que se promuevan actuaciones que fomenten la actividad económica en esa zona de Almería; con medidas de ese tipo es como se hará posible: mejorar la vida de sus vecinos y conservar sus edificios.

E. Vázquez

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Almería is not Spain

Por José A. Martínez Soler

El profesor Orejudo, de la UAL, es un hombre corajudo (valeroso, esforzado, valiente) que no tiene pelos en la lengua. Su autoentrevista en eldiario.es, no exenta de sarcasmo, termina con el título de este comentario: “Almería is not Spain“.  Este es su último párrafo:

Orejudo:

“Pues mire, qué quiere que le diga: la situación fiscal del País Vasco es cojonuda, así que me parece muy bien que se implante también en Cataluña. Lo que no sé a qué está esperando Susana Díaz para pedir que se nos aplique en Andalucía, a ver si así mejora un poco nuestra vida en Almería, que es donde yo vivo y pago el mismo IRPF que mis colegas de la Pompeu i Fabra. Lo digo porque aquí no tenemos vía férrea ni autovía que nos conecte con Málaga y Murcia, que son las dos provincias con las que limitamos. Y los viajes en avión son tan caros que a veces sale más a cuenta ir a Londres con un low cost y de allí pillar un vuelo barato a Madrid. Se lo digo con la mano en el corazón: Almería is not Spain.”

Desde luego, si qusieramos competir (que no queremos) con Cataluña y el País Vasco en victimismo, los almerienses llevaríamos las de ganar. Y con razón. Pero antes de caer en la trampa del sentimiento victimista (de la que hablamos el miércoles en nuestra tertulia de almerienses transterrados) debo declarar solemnemente que, al igual que amo a los judíos y destesto a los sionistas (como Woody Allen), también amo a los catalanes, vascos, castellanos, etc., y destesto a los nacionalistas.

Desde que existe la soberanía del pueblo español, proclamada por primera vez por sus representantes en Las Cortes de Cádiz de 1812, llevamos algo más de 200 años favoreciendo todo aquello que favorece a las regiones, nacionalidades o naciones más ricas a costa de las más pobres.

Con una mano en el corazón y otra en el monedero, a los independientistas catalanes les conviene hacer cuentas. Solo en los últimos años, en democracia, se ha tratado de compensar mínimamente la insolidaridad propia de la economía de mercado cuando el Estado no pone límites solidarios a la avaricia del capitalismo.

“Follow the money” (Siguel al dinero).

Si repasáramos la cuentas de los bancos y cajas de Ahorro de España, comprobaríamos que el ahorro de las zonas más pobres (Extremadura, Andalucía, las Castillas, etc.) ha ido a parar habitualmente a las zonas más ricas (Cataluña, Madrid, País Vasco, etc.) Es natural. Desde el punto del vista de la rentabilidad, el dinero llama al dinero.

Los independentistas deberían repasar adonde iba a parar el dinero ahorrado por todos los españoles durante la Restauración canovista y toda la dictadura de Franco. Deberían estudiar, por ejemplo, la política arancelaria de la monarquía de Alfonso XIII y el destino de los coeficientes de inversión obligatoria del sistema financiero en la dictadura y buena parte de la democracia, desde el fin de la guerra civil hasta finales de los años 80. ¿Les suena Fuerzas Eléctricas de Cataluña, Aguas de Barcelona, Altos Hornos de Vizcaya, etc, etc, etc.?

Cuando en la península ibérica solo había carreteras de tercera (salvo la ruinosa autovía Sevilla-Cadiz, de Carrero Blanco), Cataluña tenía autopistas, de pago, sí, pero autopistas.

Cadena de montaje del Seat 600 en Barcelona

Cadena de montaje del Seat 600 en Barcelona

¿Algún victimista/independentista se ha preguntado por qué se instaló la SEAT en Cataluña? Por orden directa del dictador Francisco Franco quien siempre se sintió en deuda con el capital catalán y balear que tanto le ayudó a ganar la guerra civil y consolidar su dictadura.

Es cierto que Franco maltrató a la lengua catalana, como Artur Mas maltrata a la lengua castellana, pero en asuntos de pelas, el dictador no hizo más que favorecer a Cataluña con los ahorros, entre otros, de los almerienses.

Si los independentistas catalanes pregonan que “Catalunya is not Spain”, puestos a ser victimistas, los almerienses tenemos más razones que ellos para decir que “Almería is not Spain”. Y eso que en Cataluña, los de Almería somos mayoría.

¡Ay, mi Cataluña querida! ¡Quien te ha visto y quien te ve!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Con la vivienda todos perdimos el control

Por E. Vázquez

Después de leer lo escrito por José Antonio en nuestro blog, sobre los pepinos de Almería y las viviendas vacías, me siento obligado a escribir:

 Es horroroso que haya tantas viviendas vacías y tanto dinero enterrado en ellas, pero todavía lo es más cuando hay gente sin casa o viviendo en infraviviendas.

 Eso sí que exige una política  urbanística valiente, marco en el que se debe dar solución a la necesidad que todo el mundo tiene de disponer de una vivienda.

 Si se tiran pepinos:

¿Sería una locura plantearse planes tendentes a demoler viviendas muy viejas y en mal estado?

¿Sería viable, a su vez, poder utilizar viviendas, de esas que no encuentran comprador, para realojar a sus posibles ocupantes?

Lo que sí que se puede afirmar, estoy convencido, es que sería un plan muy complejo, pero no cabe decir que pudiera ser algo absolutamente novedoso.

Exigiría hacer muchos números, muchísimos, por lo que a continuación se indica:

 -Posibles litigios en lo relacionado con el ejercicio del derecho de propiedad.

-Transferencias de derechos.

-Reordenación de espacios.

-Planificación de la reutilización de ese suelo que ahora quedaría desocupado.

-Posible expropiación de aquellos inmuebles deteriorados y desocupados, en los que sus titulares no hacen la conservación y el mantenimiento de los mismos.

Los inmuebles muy abandonados son un riesgo para sus ocupantes, si los tienen; y si están deshabitados deterioran el entorno y pueden llegar a convertirse en un riesgo para vecinos y viandantes.

-Seguramente, sería necesario aplicar muchos recursos, pero también se generaría actividad y empleo.

            -La cuantía de los recursos necesarios no determina que haya que entender que su origen deba ser público necesariamente ni a contabilizar como gasto, salvo aquellas actuaciones que así lo pudieran exigir.

Sería necesario, casi con toda seguridad, crear una/s sociedad/es gestora/s para desarrollar estos planes. Dada la distribución de competencias en ordenación del suelo y licencias de obras, habría que pensar muy bien la estructura y vinculación/es administrativa/s de esos entes.

 Y eso sin que se deba olvidar, una vez más, toda la problemática que se generaría alrededor de todo lo que se relacionara con el derecho de propiedad; pero sin olvidar tampoco que este derecho no parece que deba entenderse como ilimitado.

 José Antonio dice “Echo en falta la solidaridad-incluso la compasión-como lubricante de la socialdemocracia”. Me parece que la solidaridad y la compasión son admirables, nos humanizan y sacan lo mejor de cada uno, pero también lo pienso de la justicia y del derecho positivo.

 El  buque insignia de una política socialdemócrata es para mí: respeto a las libertades públicas, ejercicio de los derechos fundamentales y no dejar a nadie tirado en el camino.

 Esos criterios en materia de vivienda los veo llevado a la práctica, siempre que se “gestione” correctamente el suelo y se hagan unas políticas de vivienda que permitan a la gente tener una casa: bien sea en propiedad, bien sea en alquiler, sin olvidar nunca la necesidad de que exista un “alquiler social”, dirigido a las personas con mayores dificultades económicas.

 De la financiación podremos hablar otro día.

Y en cuanto a lo que comenta sobre la dinámica que hubo en el mercado inmobiliario, creo que no debemos olvidar nunca, ni ignorar, que fue un momento, en el que a mi entender, todos perdimos el control, esto tratando de decirlo de una forma educada.

 E. Vázquez

 

Los pepinos se destruyen; las viviendas, no

Por J. A. Martínez Soler

“En España hay más de un millón y medio de viviendas vacías”. Esta información te pone los pelos de punta. Si los pisos fueran pepinos de Almería o quesos de Holanda podriamos tiralos al mar o repartirlos gratis en los hospitales, cuarteles o casas de beneficencia.

En algunos países con crisis inmobiliaria están destruyendo los edificios de pisos sin vender como si fueran pepinos. La reducción del stock al nivel de la demanda haría subir las compraventas de esos pisos.

¿Por qué se aceleró tanto la locura del ladrillo en los minutos finales del boom, casi al borde de la crisis?
¿Sobran un millón y medio de viviendas vacías o faltan compradores?

¿Sobran un millón y medio de viviendas vacías o faltan compradores?

Iban como locos: “Hay que darse prisa y aprovecharse de la fiesta “mientras dure”. Los tipos de interés llevaban mucho tiempo bajos y los bancos te metían el dinero a espuertas con escasas garantías. Y, especialmente, los políticos locales, regionales y nacionales (con sus correspondientes Cajas) aceleraron las recalificaciones de terrenos como vía de trueque para financiarse y enriquecerse.

Incompetentes y golfos enloquecieron juntos. Fallaron todos los controles, desde la Comisión Europea, el Gobierno de España, el gobernacor del Banco de España (culpa “in vigilando”), los banqueros y bancarios, y cada hijo de vecino que quiso participar de la “fiesta”.
Desde luego, la avaricia -y no la inflación- es el lubricante del capitalismo. Echo en falta la solidaridad -incluso la compasión- como lubricante de la socialdemocracia.
¡Qué lastimica!

Diez sueños, una realidad

Por E. Vázquez

Hace unas semanas, una bella tarde de primavera en Almería, varios amigos tomaban unas cervezas en un bar del Paseo Marítimo, allí se hablaba de todo y de todos; progresivamente, la conversación se fue centrando en el enchufismo y en lo eficaz que podían resultar las influencias a la hora de encontrar un empleo.

La conversación estaba muy condicionada por el alto índice de paro y las dificultades  para encontrar trabajo; lo que hacía, según ellos, todavía más injustos los enchufes.

Había quien mantenía que no era para tanto, que se exageraba, que se hablaba mucho y mal; uno de los reunidos, Antonio, habló para  recordarles un refrán “el que a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija”, a continuación, él creó uno nuevo “el que a pariente o amigo poderoso se arrimó, buen empleo encontró”.

Después de los refranes se hizo el silencio; Antonio intervino de nuevo para contarles: que  días antes había estado reunido con otros amigos en un bar del Parque Nicolás Salmerón y que  el tema de conversación allí había sido el mismo.

En aquella reunión se habían comentado tantas cosas extrañas, quizás imaginarias, que él se fue muy nervioso y obsesionado, tanto que se pasó esa noche soñando. Sus sueños, dijo, habían sido  muy raros, casi pesadillas, iban de lo cómico a lo trágico.

Seguidamente, manifestó su interés en contar algunos de esos sueños, la respuesta fue unánime: que empezara ya, lo que hizo:

Sueño 1-los puestos de trabajo estaban ya adjudicados

El, Antonio, se encontraba sin trabajo desde hacía ya bastante tiempo, por lo que, lógicamente, lo andaba buscando;  por esos días tuvo conocimiento de  una convocatoria  para seleccionar  personal, participa en ella pero no consigue un empleo.

Hasta ahí lo ve normal, jodido pero habitual; lo excepcional, lo interesante, es que, según su sueño, los  puestos de trabajo ofertados estaban ya adjudicados antes de publicarse esa oferta de empleo.

En su sueño no distinguía si eso ocurría en el Sector Público o en el Privado, a él le resultaba indiferente.

Sueño 2-el hijo del Directivo

Antonio  tiene una entrevista con un Jefe de una Entidad, a la que había ido para hacer unas gestiones. Su sorpresa había sido de campeonato ya que lo conocía y sabía que ese joven era hijo de un antiguo Directivo de dicha Entidad.

Pero eso no era lo llamativo, sí que lo era el que ese Jefe había tardado seis años en conseguir una Diplomatura, y con  calificaciones bastante bajas.

Según su sueño, hubo un proceso selectivo para acceder a dicho puesto de trabajo; en él habían  tenido que competir  varios candidatos, entre los que estaba una joven con una Licenciatura cursada en cinco años y con notas brillantes, muy brillantes; también dominaba el inglés perfectamente y se defendía muy bien con el francés.

¡Y habían  seleccionado al hijo del antiguo Jefe!

Juan se preguntaba: ¿Por qué no se eligió a la chica estando mucho más preparada? Y él también se respondía: pues porque le faltaba un requisito necesario, ineludible, ser pariente o amigo de alguien con poder en dicha Entidad.

Sueño 3-el Asesor

Un conocido suyo, sin título académico alguno, con menos experiencia profesional todavía y pariente de un Alto Cargo, había sido nombrado Asesor para las Nuevas Tecnologías y la Reforma de los Procesos Administrativos.

Sus acompañantes le responden y le dicen que el sueño no tenía nada de excepcional. Eso podía ser normal y legal, pues se trataría de un puesto de confianza, por lo que no habría nada que objetar e incluso podría ser un buen político; y él respondía irritado: ¡Pero si no tiene preparación o cualificación alguna! ¿Un Asesor es un técnico o un político?

Sueño 4-el yerno

Un joven, pariente de su mujer y yerno de un personaje influyente en su ciudad, fue designado Asesor de “algo”;  pasado algún tiempo, no mucho, aparece como empleado fijo de esa Administración, lógicamente, del Área a la que tan brillantemente había asesorado.

Se establece un cierto diálogo y sus contertulios tratan de hacerle ver que eso no podía ser  posible: al Sector Público se accede mediante procedimientos reglados; las convocatorias se publican en los boletines oficiales; la capacidad y los méritos se valoran por tribunales independientes; así como que todos los aspirantes compiten en condiciones de igualdad.

A lo que responde: Muy bien, seguramente se hará así, además no tengo ningún pariente al que le haya ocurrido eso, yo estoy describiendo lo que he soñado, no hablo de un hecho real; exclamando: ¡Pues estaría bien!  ¡Para salir corriendo si fuese una realidad!

Sueño 5-la vecina de su madre

Una joven, vecina de su madre, estudiante normal, persona correcta y educada, sin nada especial que la distinga, se  casa con el hijo del Presidente de una Empresa (no de su propiedad); pasadas unas semanas es designada  Directora de una División de dicha empresa.

Sueño 6-una familia al servicio de una empresa

Un amigo de su suegro, Alto Directivo de una Empresa (no de su propiedad), se jubila y se publica una información con una fotografía, ésta al pie dice: “una familia al servicio de una empresa”.

En ella aparecen, junto a él, su hijo, su hija, su nuera, su sobrina y el novio de su sobrina, igualmente, se indica la función que realiza en la Empresa cada uno de ellos. Al pie cree, según su sueño, que debería haber dicho: “una empresa al servicio de una familia”.

Sueño 7-un amigo ya jubilado

Un viejo amigo suyo, ya jubilado, comenta lo enfadado que está con la actual Dirección de su Empresa. Hasta ha escrito una carta quejándose al Presidente.

Explica que su hijo acabó la carrera hace un año y todavía está parado, exclamando: ¡Con lo que yo he hecho por esa empresa! El padre no entiende que su hijo, un hijo suyo, pueda llevar un año sin trabajo.  Son trabajadores de esa Empresa: un hermano, otro hijo, una sobrina y el marido, si bien  éste ya trabajaba allí cuando conoció a dicha sobrina.

Sueño 8-el hijo flojillo

Un antiguo vecino de Antonio comenta con sus amigos la trayectoria profesional de sus hijos: Mi Pepe aprobó las oposiciones a  XXXX; mi Carmen hizo Económicas y trabaja en una importante empresa; mi Juan hizo Derecho, se asoció con otros compañeros y montaron un bufete, les va muy bien; y de mi Antonio: ¡Qué os voy contar! ¡Es tan flojillo! Finalmente  tuve que colocarle en  XXXXX, en la empresa en la que él había ocupado un puesto importante.

Sueño 9-la cama está toda mojada

Una mañana sale a tomar café y a comprar el periódico, al abrirlo ve una noticia publicada con gran relieve, se trata de la toma de posesión, como Alto Cargo, de la hija de unos conocidos suyos.

Allí aparecen muchos familiares, bastantes de ellos con vínculos, en algún momento, con esa Administración; los hay por elección, por designación, por oposición y por contratación.

En la información se comenta la relación de esa familia con determinada organización política, así como que algunos de sus parientes ocupan en ella, actualmente, cargos que antes ya desempeñaron otros familiares.

También se elogia  la vocación de servicio que caracteriza a esa familia.

En su sueño ve que la cama está toda mojada, Antonio piensa que se ha debido mear, posiblemente de risa.

10-profesor de Universidad

El, Antonio, sigue pendiente de los empleos que puedan surgir, y unos amigos le informan de la convocatoria de una plaza de profesor en una Universidad.

Trata de informarse y se hace de una fotocopia con las bases del proceso selectivo, las lee detenidamente, se queda pensativo, muy concentrado. Ahí, en ese momento, es cuando se despierta, está  sudando, tiene convulsiones y pega gritos, terribles gritos.

A continuación indicó que ya había terminado de contar los sueños que tuvo esa agitada noche; y se hizo el silencio.

¿Por qué ese silencio?

Antonio sólo  había contado unos sueños, posiblemente algo exagerados, a ratos hasta graciosos, sin embargo los gestos, las miradas y ese silencio transpiraban incomodidad.

¿Reflexionaría cada uno de los reunidos sobre su vida, sobre sus experiencias?

En el Paseo Marítimo de Almería caía la noche, la brisa soplaba suavemente  pero el ambiente era denso, muy denso.

Antonio intervino de nuevo  para afirmar: el enchufismo es  injusto y nocivo. Ya sólo se volvió a hablar  para dar por terminada la reunión y despedirse.

E. Vázquez

 

 

 

 

“La niñez es el destino” (Paco de Lucía)

(Por José A. Martínez Soler)

Dicen que la música y la comida de su tierra es lo último que pierden los emigrantes. Y eso, al cabo de muchas generaciones. ¡Qué verdad tan grande! Lo compruebo cada vez que cato las recetas de mi madre: gurullos, guisillo, pimentón, ajo blanco…

Paco de Lucía

Paco de Lucía

Acabo de escuchar el disco (CD) póstumo del gandísimo Paco de Lucía (“Canción andaluza”) y me ha dado otro ataque de nostalgia. Ganas me entran de salir corriendo hacia la calle Juan del Olmo, de Almería, donde mi madre, Isabel Soler, cantaba todas estas coplas desde la cocina. Los sonidos se mezclaban entonces con los aromas y los sabores y llegaban hasta la calle con toda su fuerza explosiva.

La calle Juan del Olmo arranca en la calle Cámaras y sube hasta la esquina del Barrio de la Caridad con el Hoyo de los Coheteros. Por eso, cuesta arriba, al regresar del colegio a mi casa solía ver a varias personas paradas en mi puerta y a otras que se quedaban quietas al llegar al número 80. Lo tenía claro y decía para mis adentros, con todo orgullo: “Ya está mi madre cantando desde la cocina“. Y así era. Al terminar la copla, el grupo se disolvía y cada uno se iba con su música a otra parte. En Nacimiento (su pueblo) y en nuestro barrio la llamaban “Morena Clara” porque dicen que cantaba como Imperio Argentina.

paco de lucia textoRecomiendo escuchar la coplas de Paco de Lucía. Y también la lectura de este texto exquisito del genio de la guitarra flamenca, recogido por su hija Casilda. Dice así:

“Se va uno dando cuenta, con el paso de la vida, de que la niñez no es solo el arranque. La niñez es el destino. El hogar al que hay que volver. Es ahí, a esas calles de Algeciras que sonaban a Quiroga, León y Marifé: a esos primeros pellizcos del alma, a los ojos verdes, la zambra y el desconsuelo, donde vuelvo otra vez a volver. Folclóricas las llamban. Como si el folclore fuera vulgar. Como si no hubiera una profundidad turbadora, insondable, en ese primer latir de Andalucía. Por ellas, que fueron mi primer amor. Por la canción andaluza, mi costilla. Y porque la historia tiene la mala costumbre de no darse cuenta de que los grandes, casi siempre se sientan detrás. Por ustedes.” (Paco de Lucía).

Este CD se me ha clavado en el corazón. No con pellizcos, como decía Paco de Lucía. Con zarpazos. Y me ha recordado mucho -¡cómo no!- la cocina y la copla de mi Morena Clara.

Obituario por la muerte de mi madre publicado por La Voz de Almería

Obituario por la muerte de mi madre publicado por La Voz de Almería